s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

¿Sabes cuanta actividad física necesitas para vivir con una salud de hierro?

¿Sabes cuanta actividad física necesitas para vivir con una salud de hierro?

En muchas ocasiones, cuando una persona comienza un cambio de hábitos y el deporte y la actividad física han sido nulos durante mucho tiempo, me preguntan:

¿ES SUFICIENTE LA PRACTICA DE YOGA QUE HAGO CONTIGO PARA SENTIR QUE MEJORO MI DOLOR, MI CUERPO, MI ANSIEDAD, ECT.?

Mi respuesta es un NO rotundo, tienes que hacer por ti mismo/a 2 días más, de actividad física, trata de caminar ligero durante 20 minutos al día, ir a nadar 2 días en semana o hacer algún otro deporte activo que te guste. Y al menos, busca en tu casa, tu práctica personal de 2-3 sesiones de yoga terapéutico a la semana para eliminar el estrés, encontrar equilibrio físico y mental y disminuir las tensiones y contracturas musculares. 

Mi respuesta está basada en que nuestro cuerpo, el aparato locomotor, está diseñado para el movimiento y cuando no hacemos la actividad física necesaria sumamos malestar, dolor y enfermedad a nuestro cuerpo, y además, estamos incrementando los estados de desequilibrio emocional, ansiedad y con ello bloqueamos nuestros recursos psicológicos que nos permiten abrirnos a nuevas situaciones y adaptarnos a los cambios constantes propios de los ciclos de la vida, sean cambios fisiológicos, sociales, económicos, personales, etc.

La vida es movimiento y cambio.

Nuestro cuerpo ha de estar en forma y nuestro cerebro también. 

Según la Organización Mundial de la Salud, para mantener un buen estado de salud y reducir el riesgo de enfermedades, un adulto entre 18 y 64 años de edad debería realizar al menos 150 minutos de ejercicio moderado a la semana o 75 minutos de ejercicio vigoroso, o una combinación de ambas.

Esto puede traducirse en 4 sesiones de 40 minutos de ejercicio moderado (caminar, ir en bicicleta por la ciudad, actividades ocupacionales en la naturaleza, juegos o ejercicios programados (como yoga) en el contexto de las actividades diarias, familiares, etc) o 3 sesiones de 25 minutos de ejercicio intenso (actividades aeróbicas y cardiovasculares), incluyendo yoga terapéutico y relajación al menos 2 o 3 veces en semana.

La OMS además recomienda en adultos sanos la realización de 2 sesiones semanales actividades de fortalecimiento y tonificación muscular.

Estas recomendaciones son generales, por ello es importante consultar cada caso y tener en cuenta las capacidades y antecedentes de salud de cada persona.

Recuerda realizar un buen calentamiento y una relajación con estiramientos de yoga terapéutico finales para evitar las tensiones o la sobre aceleración del sistema nervioso simpático y poder integrar los beneficios de descarga y relajación que nos deja el ejercicio físico, además ayuda a prevenir lesiones y mejora la velocidad y resistencia de tu entrenamiento.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.