TÉCNICAS DE RELAX-RELAJACIÓN

Relajación del latín relaxatĭo, relajación es la acción y efecto de relajar o relajarse (aflojar, ablandar, distraer el ánimo con algún descanso). La relajación, por lo tanto, está asociada a reducir la tensión física y/o mental.
Se conoce como técnicas de relajación a los métodos que permiten alcanzar la calma y reducir el estrés. Estas técnicas implican diversos beneficios para la salud, ya que ayudan a disminuir la tensión muscular, la presión arterial y el ritmo cardiaco.

El termino respuesta de relajación (relaxation response) fue usado por primera vez por el doctor Herbert Benson de la Harvard Medical School para describir la fisiología de la relajación profunda. En este estado el nivel de movilidad del cuerpo y el gasto energético son muy bajos (el metabolismo se reduce hasta un 20 %); las células y los tejidos se regeneran mas rápidamente, la mente está tranquila y en estado vigile; los pensamientos concientes están aun activos, pero se vuelven mas tranquilos y menos distraídos.

La relajación tiene muchas ventajas:

  • Aumenta la concentración.
  • Aumenta la capacidad de analizar y solucionar los problemas.
  • Permite aumentar la energía física y mental.
  • Aumenta la conciencia física y emocional sobre nuestro cuerpo.
  • Desarrolla un mayor control sobre el estrés diario.
  • Agudiza la percepción de los dolores físicos y emocionales.
  • Aumenta el sentimiento general de bienestar.

“Cada mañana cuando me despierto me hago esta pregunta a mí mismo: ¿Qué escojo hoy, alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría”. (Ésta es la respuesta que dio aquel sabio maestro oriental al discípulo, intrigado el joven porque siempre lo veía sonriente aún en las dificultades).

Indicaciones. Estados de ansiedad, de estrés y de fatiga. En problemas del aparato circulatorio (HTA, arritmias, taquicardia…). En problemas del aparato respiratorio (Hiperventilación). En problemas del sueño (insomnio). Regulación emocional. Y cualquier otro estado fisico, psíquico o emocional que altere nuestro funcionamiento diario equilibrado y saludable y que conlleve, preocupación, alteración, miedo, incertidumbre, agresividad, frustración, situaciones de duelo o pérdida, rupturas emocionales, etc., sean producidos por factores personales, sociales, circunstancias sobrevenidas.

Un bajo nivel de activación cognitiva es preciso para estar en el “aquí y ahora” y tomar conciencia del cuerpo.

Comments are closed.