s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Leer más sobre: Hernias Discales Crónicas y Degenerativas

“Los hábitos incorrectos en el día a día son los responsables de la mayoría de las dolencias“.

PATOLOGÍA DEL DISCO INTERVETEBRAL

La Hernia de Disco es una patología muy frecuente, sobre todo a nivel cervical y lumbar de la columna por ser los segmentos más móviles. Los movimientos más amplios son los de flexo- extensión. Los espacios de mayor movilidad son: C4- C5-C6 y L4- L5- S1.

El canal espinal aloja la médula espinal llegando ésta hasta L1- L2, donde aparece la cola de caballo, por lo que a partir de este nivel la patología será radicular, y no medular.

La patología común que tratamos en la fase intermedia, entre 20 y 60 años, las fibras se abomban y están sometidas a la presión del núcleo, por lo que comienzan a fisurarse. A traves de las fisuras emigran fragmentos del núcleo pulposo PROTUSIÓN. Si la fisuración es mayor, el contenido sale fuera y es el PROLAPSO/ HERNIA.

En la tercera fase, por encima de los 60 años, el disco se fibrosa, los osteofitos pueden llegar a fusionarse y los segmentos vertebrales pierden movilidad: es la rigidez confortable de la columna senescente. Los síntomas de esas edades provienen de la artrosis del arco posterior.

La degeneración discal y los pinzamientos discales

La degeneración discal, es le deterioro de la estructura de los discos intervetebrales y la pérdida de altura de estos debido a la deshidratación progresiva de los discos.

El pinzamiento discal, es el atrapamiento de los discos producidos por los cuerpos vertebrales a causa de la perdida de altura de los discos. Generalmente, cursa dolor crónico en zona lumbar o cervical.

En determinados casos de protusión o hernia discal pueden verse afectados los nervios raquídeos.

La protusión y hernias discales

La protusión discal, es la fase previa a la hernia, cuando el núcleo del disco intervetebral se ha desplazado de su centro sin llegar a producirse la rotura del núcleo pulposo.

La hernia discal, se produce cuando se rompen las capas del anillo fibroso que rodean el núcleo del disco intervetebral.

Las causas más frecuentes de protusión y hernia discal son el propio proceso de envejecimiento y por una utilización inadecuada del aparato locomotor, como es la inadecuada carga de peso, hábitos posturales, desequilibrio del eje corporal con respecto a la gravedad, etc.

Dolor en la Columna Cervical

El 30% de la población tiene dolores cervicales y su máxima incidencia es entre 30 y 60

años, más frecuente en mujeres en esa franja. Se dividen en formas agudas o crónicas, con

o sin irradiación radicular. Las vértebras cervicales presentan los procesos uncinados en

cuya vecindad está la arteria vertebral, entre C2- C6.

Dolor en la Columna Lumbar:

Es el motivo de consulta más frecuente en la consulta ambulatoria. Entre los 40 y 50 años, el 70% de los hombres han tenido lumbago y el 50% de ellos han tenido baja laboral po eso. Se presenta como:

– Localizado, agudo / crónico o lumbago.

– Síndromes radiculares: ciático, lumbociático, cruralgia.

– Síndromes de la cola de caballo.

La diferencia entre ciática y lumbalgia es que en la lumbalgia el dolor no desciende bajo la rodilla, y en la ciática sí, y que la lumbalgia se puede producir por irritación ciática, de otras raíces o por otros mecanismos.

Aval Científico: Yoga Terapéutico como Tratamiento de la Lumbalgía Crónica.

Se ha realizado una revisión bibliográfica en las siguientes bases de datos: PubMed, Cochrane Library, PEDro, Medline y Embase. Los términos de búsqueda utilizados son: yoga terapéutico, lumbalgia crónica/ “therapeutic yoga”, “chronic low back pain”.

Según la Revista Portales Médicos, “La revisión bibliográfica coincide en los beneficios de la práctica del yoga en la lumbalgia crónica en cuanto al estado funcional, la intensidad del dolor y la depresión y/o falta de ánimo. Así como una actividad con una buena relación coste- beneficio, al disminuir la ingesta de analgésicos, y bajas laborales”.

“La práctica del yoga terapéutico es una buena actividad para el tratamiento de pacientes con lumbalgia crónica, mejora el autoconocimiento del cuerpo para adoptar medidas que ayudan a disminuir el estrés y mejorar el equilibrio físico, psíquico y social”.

HAZNOS TU CONSULTA DE YOGA TERAPÉUTICO

Consúltenos cuál es tu dolencia o diagnóstico médico, y tras la evaluación de tu caso te propondremos la práctica que mejor se adapte a tu necesidad concreta.