s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Leer más sobre los beneficios del yoga terapéutico

El yoga terapéutico trabaja la reeducación de la postura con efectos beneficiosos en el aspecto locomotor, estético, orgánico, funcional y psicológico.

 

Está comprobado científicamente como con la practica constante de yoga terapéutico, la educación postural y la conciencia de movimiento produce mejorías en el tratamiento de deformidades de la columna: escoliosis, hiperlordosis, hipercifosis, rectificaciones o inversiones de curvas..

 

Mejora y corrige las deformidades mecánicas del cuerpo; en miembros superiores e inferiores: hombro congelado, escápulas aladas, hombros elevados, flexos/valgos de codos, pies cavos y planos, hallus valgus (juanetes), neuritis plantares, rodillas valgas y varas, recurvatum de rodillas.

 

Mejora el estado de patologías dolorosas de columna: Cervicalgia, neuralgia cervico-braquial, tortícolis, dorsalgia, lumbalgia aguda y crónica, ciática por pinzamiento nervioso, alteraciones sacro-iliacas, protusión discal, hernias discales verdaderas y falsas (pre y post-operatorias) y espondilolistesis, etc.

 

Alivia el dolor y mejora en patologías articulares y/o tendinosas como son: la artrosis, el reuma, la espondilitis anquilosante, la tendinitis, el síndrome subacromial, el sindrome del manguito de los rotadores, el hombro congelado, la epicondilitis (codo del tenista), la retracción palmar de Dupuytren, el síndrome del túnel carpiano, la metatarsalgia, el espolón calcáneo, la fascitis plantar, etc.

 

El yoga terapéutico está indicado en la recuperación de las disfunciones articulares, tratamiento de la musculatura (contracturas, retracciones tisulares).

Indicado en la recuperación de esguinces. para eliminar la tensión muscular, para aumentar los rangos de movimiento articular.

 

Indicado para la recuperación de lesiones musculares o ligamentarias, ciáticas, síndrome del piramidal, bruxismo…

En personas con dolencias algo más graves como fibromialgia, fatiga crónica, esclerosis múltiple, mejoran su calidad de vida y manejan mejor las crisis de dolor, disminuyendo la intensidad percibida.

 

El yoga terapéutico es recomendado bajo supervisión medica en algunos procesos de tumores y estadios del cáncer.

 

Practicar yoga terapéutico es coadyuvante de los tratamientos psicológicos en los procesos psico-emocionales difíciles: estrés, ansiedad, depresión, y personas que han sufrido algún tipo de trauma, abuso, shock, en proceso de duelo, o que estén viviendo un momento de problemas, tensión y toma de decisiones, donde la practica habitual de yoga terapéutico va a facilitar y aumentar los anclajes y fortalezas personales mermados en ciertos momentos de tensiones, dificultades y confusión.

 

El yoga terapéutico es especialmente beneficioso de manera preventiva en la educación postural en adolescentes y adultos.

 

El yoga terapéutico está indicado en mujeres embarazadas, en la gestación, preparación al parto y recuperación en el post-parto.

 

El yoga terapéutico es un complemento en la medicina del trabajo (higiene postural), en la medicina del deporte (recuperación y entrenamiento), en la gimnasia de mantenimiento de adultos y personas con edad avanzada.

 

El yoga terapéutico está recomendado como complemento al tratamiento de síntomas neurológicos de origen mecánico: Adormecimiento y hormigueos en las manos, las cefaleas, las jaquecas, los vértigos de origen mecánico, la tortícolis, el desequilibrio de la musculatura ocular, la patología del periné.

 

Mejora las disfunciones respiratorias: bloqueo inspiratorio, hernia de hiato, etc. Las recuperación de la movilidad tras la rehabilitación de traumatismos: fracturas, esguinces, luxaciones, recuperaciones postquirúrgicas, etc.

HAZNOS TU CONSULTA: consulta@yogaterapeuticosevilla.es

 

Consúltenos cuál es tu dolencia o diagnóstico médico, y tras la evaluación de tu caso te propondremos la práctica de yoga que mejor se adapte a tu necesidad concreta