LOS BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DEL YOGA

Etimológicamente Yoga significa “Unión”, ya que la meta del Yoga es la unión de la conciencia con el principio Absoluto.

Hatha Yoga proviene del sánscrito, en donde Ha significa “Sol” y Tha significa “Luna”, y Yoga que significa “Unión”; por lo tanto es la Unión del Sol y de la Luna. Esto hace referencia a dos principios complementarios operantes en toda manifestación material y de vida, estos son un principio dinámico, positivo, solar, activo, masculino, y otro principio estático, negativo, lunar y femenino. Básicamente es la dualidad en todas las manifestaciones, dualidad que lejos de tener un aspecto valorativo, indica más bien complementariedad en todas las cosas (masculino-femenino, positivo-negativo, dinámico-estático, etc.).

Se introdujo originalmente en la India por el sabio Yogui Swatmarama, en el siglo XV. El hatha yoga es el yoga de los contrarios y del equilibrio. Por este motivo, trae fortaleza pero también ligereza en el cuerpo y en los pensamientos; combina la expansión con el recogimiento; nos llena de energía al mismo tiempo que nos apacigua; equilibra nuestros aspectos femeninos con los masculinos; el ejercicio con la quietud; la acción con la intuición; los cuerpos físicos con los sutiles; nuestro hemisferio derecho del cerebro con el izquierdo; el lado derecho del cuerpo con su contrario; restablece la conexión entre la mente y el cuerpo; equilibra los excesos y deficiencias en cada chakra.

Hatha se compone de los siguientes elementos:

  • Posturas o asanas: la postura física correcta
  • Prácticas de limpieza (dhauti or shodhana)
  • Control de la respiracion (pranayama)
  • Locks (bandhas): contracciones intencionadas de los músculos, con la intención de reenviar la corriente de energía a través del cuerpo.
  • Gestos con la mano (mudras)

La meta fundamental de hatha yoga es la salud.

Hatha Yoga es una de los más populares y bien conocidos estilos de yoga en el mundo occidental. Se practica principalmente para la salud y la vitalidad, ya que ofrece una forma excelente de ejercicios además de estirar el cuerpo y disminuir el estrés. Su potencial para cambiar los estados de ánimo depresivos en otros más fuertes. La realidad es que en todos los ámbitos, produce una mejora considerable no sólo de la salud, sino que muchas veces, incluso, hace cambiar la forma de vivir de las personas.

 

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DEL YOGA

Estudios e investigaciones con los mejores doctores en Medicina y de Yoga en la India nos indican una serie de beneficios y resultados de la práctica continuada.

  1. Flexibilidad: la inflexibilidad en los músculos y los tejidos conectivos, tales como las fascias (envoltura de los haces musculares) y los ligamentos, pueden causar una postura deformante.
  2. Prueba de Fuerza: con el yoga los músculos se fortalecen y tienen buen aspecto. También nos protegen de dolencias como la artritis y o el dolor de espalda y ayudan a prevenir las caídas en las personas mayores.
  3. Cabeza en Línea: la mala postura puede causar lesiones y dolencias en el cuello, la espalda, otros músculos y las articulaciones. A medida de que la cabeza se desploma, el cuerpo puede compensar aplanando la curva normal del cuello y de la zona lumbar. Esto puede causar dolor y artritis degenerativa en la columna.
  4. Las Articulaciones: el yoga ayuda a prevenir la artritis degenerativa y a mitigar esa dolencia mediante el “efecto esponja” de las áreas de cartílago que normalmente no son utilizadas. Sin un adecuado mantenimiento, las abandonadas áreas de los cartílagos se pueden eventualmente fatigar, exponiendo el hueso debajo a convertirse en una especie de “zapatas de freno desgastadas”.
  5. Espina Dorsal: los discos vertebrales, absorbedores de trauma entre las vértebras, se pueden herniar y comprimir nervios.
  6. Masa Ósea: los ejercicios en el yoga (asanas), en los que se realiza carga de peso, fortalecen los huesos y previenen e incluso eliminan la osteoporosis. El Yoga intensificaba la densidad de los huesos vertebrarles. La capacidad del Yoga para bajar los niveles de la hormona del estrés, cortisol puede ayudar a conservar el calcio de los huesos.
  7. Mejora de la Circulación: ayuda a la circulación, especialmente de los pies y de las manos, también si se sufre de hinchazón en las piernas, debido a problemas de corazón o de riñones. Ayuda a disminuir la incidencia de los ataque de corazón e infartos, ya que los coágulos son muchas veces los causantes de los mismos.
  8. La Linfa: ayuda al sistema linfático a luchar contra las infecciones, destruir las células cancerosas y librarse de los productos de desecho que se derivan del funcionamiento de las células.
  9. Corazón: Disminuir el riesgo de ataque de corazón y alivia las depresiones. Aumenta y mejora de las condiciones cardiovasculares.
  10. Descenso de la Presión Arterial: el yoga disminuye la hipertensión.
  11. Descenso del nivel de Cortisol (hormona de estrés): los niveles de cortisol alto están relacionados con la depresión, la osteoporosis, la presión arterial alta y la resistencia a la insulina. En las ratas, los niveles de cortisol altos les conducen a lo que los investigadores llaman “comportamiento compulsivo de búsqueda de comida, (el mismo que uno siente cuando están deprimido, enfadado o estresado). El cuerpo toma esas calorías extras y las distribuye en forma de grasa en el abdomen, contribuyendo a ganar peso con riesgo de diabetes y un ataque al corazón.
  12. Sentimiento de Bienestar: el yoga mejora los estados depresivos y aumenta el nivel de serotonina.
  13. Problemas de Peso: moverse más y cuidar la alimentación. Ayuda a quemar calorías y favorece la motivación y el estímulo para mejorar los hábitos alimenticios.
  14. Control Colesterol y Azúcar en sangre: el yoga favorece la pérdida de peso y mejorando la sensibilidad a los efectos de la insulina. Si se descienden los niveles de azúcar, disminuirá el riesgo de complicaciones como son el ataque al corazón, fallos renales y ceguera.
  15. Ondas Cerebrales: el yoga mejora la coordinación, tiempo de reacción, memoria e incluso los niveles de coeficiente intelectual. Las personas que practican Meditación Trascendental demostraron una mayor habilidad para resolver problemas y recabar y recordar información.
  16. Centros Nerviosos: estimula la relajación, disminuye el ritmo cardiaco y respiratorio. Produce relajación y calma.
  17. Equilibrio: el yoga aumenta la propiocepción (la habilidad para sentir lo que el cuerpo está haciendo y cómo está situado en el espacio) y mejora el equilibrio físico. Las personas que tienen malas posturas o patrones de movimiento disfuncionales normalmente tienen un sentido de la propiocepción muy pobre, lo cual está ligado a problemas de rodilla y dolor en la espalda. Una mejora en el equilibrio podría significar menos caídas. Para la gente mayor, esto se traduce en más independencia.
  18. Control sobre los Centros Neurálgicos: el yoga mejora el sistema nervioso, mejora del flujo sanguíneo, favoreciéndose los estadios biológicos adecuados del organismo y produciendo menos gasto a nivel energético.
  19. Disminuye tensión muscular: mayormente producida por hábitos inconscientes como coger el teléfono, sentarse frente al ordenador, conducir, etc. La tensión crónica, fatiga muscular, sensibilidad dolorosa en las muñecas, brazos, hombros, cuello y cara, puede aumentar el estrés y empeorar el estado de ánimo.
  20. Restauración y Descanso: el yoga aumenta el buen descanso que nos produce bienestar y energía para emprender un nuevo día.
  21. Sistema Inmune: por ejemplo, mitiga la inapropiada y agresiva función inmunológica en una enfermedad auto-inmmune, como es la psoriasis.
  22. Capacidad Respiratoria: el yoga promociona la respiración por la nariz, la cual filtra el aire, lo calienta (el aire frío está considerado como un disparador de los ataques de asma en personas que son sensibles), y lo humidifica, removiendo el polen y la suciedad y otras cosas que pueden penetrar en los pulmones.
  23. Anti Estreñimiento: las ulceras, el síndrome del colon irritable y el estreñimiento, son afecciones que pueden ser exacerbadas por el estrés. La práctica de yoga redice el riesgo de padecer cáncer de colon al favorecer la digestión y eliminación de sustancias de desecho del organismo.
  24. Paz mental: el yoga reduce los círculos viciosos de los pensamientos acerca de la frustración, la lamentación, enfado, miedo y deseo, que causan estrés.
  25. Mejora de la Autoestima: el yoga mejora la falta crónica de autoestima, ayuda a la introspección, favorece los sentimientos de gratitud, de empatía y de perdón,
  26. Alivio del Dolor: la práctica continuada de yoga reduce el dolor en personas con artritis, dolor de espalda, fibromialgia, síndrome del túnel carpiano y otras dolencias crónicas. Cuando te alivias del dolor, el estado de ánimo mejora, estás más dispuesto a ser activo y no se necesita tanta medicación.
  27. Liberación de Dependencias: estudios han demostrado, que personas con asma, presión arterial alta, diabetes tipo II (formalmente llamada la diabetes del adulto) y desórdenes obsesivo-compulsivos, se han visto ayudadas para reducir la dosis de medicación e incluso, en algunos casos, abandonarlas definitivamente.
  28. Manejo de la Hostilidad: estudios demuestran que un enfado crónico, la ira, la hostilidad y las emociones destructivas están relacionadas con ataques al corazón, con el hábito de fumar, con la diabetes o con el colesterol elevado. El yoga aumenta los sentimientos de compasión e interconexión, calmando el sistema nervioso y la mente.
  29. Mejora en las Relaciones: la filosofía del yoga consiste en evitar daños a las personas, diciendo la verdad y tomando solo lo que se necesite, esto puede mejor las relaciones y nuestra salud emocional.

«Servir, amar, meditar, realizar». Swami Sivananda.

Comments are closed.