s

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri.

Fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome de sensibilización central, reumático crónico que afecta a los tejidos fibrosos, como los músculos y tendones y se caracteriza por la presencia de dolor generalizado e hipersensibilidad localizada en diversos puntos de dolor, (18 puntos definidos, que debido a la variabilidad del dolor se está cuestionado su validez en el diagnóstico clínico), la FM no presenta alteraciones orgánicas demostrables.

Este dolor es difuso y con frecuencia los síntomas varían según la hora del día, el nivel de actividad, los cambios climáticos, las fluctuaciones hormonales, el estrés, la ansiedad, etc.

Los factores de riesgo que se asocian al padecimiento de FM son:

– El sexo; predominancia en mujeres, con un porcentaje de 9 mujeres por cada varón.

– Se detecta con mayor frecuencia entre familiares de primer grado.

– La presencia de otros síndromes de dolor regional como la cefaléa crónica, el dolor lumbar crónico, el dolor miofascial, dolor pélvico, colón irritable,etc.

– La presencia de estrés emocional significativo, es un dato que se tiene en cuenta pero muy contradictorio, a falta de investigación científica, lo que si se ha comprobado es que el riesgo a Trastorno Depresivo, es 3 veces superior en pacientes con FM.

Se tiene en cuenta como valor de riesgo los antecedentes o síntomas actuales de Trastorno de Ansiedad, Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), Trastorno de Estrés pos-traumático, siendo 5 veces superior en la población con FM.

Los Síntomas más comunes de la Fibromialgia son:

Hipersensibilidad en múltiples puntos del cuerpo.

Dolor y rigidez musculares crónicos.

Sensibilidad de los tejidos blandos.

Cefaléas y mareos.

Náuseas.

Fatiga moderada o intensa ante un esfuerzo físico

Dificultad para dormir profundamente

Dificultad para concentrarse y problemas de memoria

Alteraciones emocionales, (irritabilidad, ansiedad, cambios de humor, depresión, etc.)

El diagnóstico se basa en el cuadro clínico que manifiesta el paciente.

Yoga Terapéutico como Tratamiento Complementario de la Fibromialgia:

La práctica de yoga terapéutico favorecerá la relajación muscular que reduce la hiperactividad neurovegetativa, esto ayuda a combatir el dolor. Con las técnicas de respiración y enfoque de atención aumentará la capacidad el punto de reposo físico y mental que disminuye la rigidez muscular, por lo que disminuirá la fatiga crónica. Mejorará el descanso y se equilibrará el sistema nervioso. Al igual que las técnicas meditativas aumentarán el manejo emocional y el equilibrio psicológico.

Los estudios científicos actuales son alentadores sobre los efectos beneficiosos del yoga en los pacientes con FM”, dijo James W. Carson, PhD, autor principal de un estudio sobre la materia.

El Tratamiento famacológico está basado principalmente en antidepresivos y relajantes musculares, también en analgésicos y antiinflamatorios.

El tratamiento de Yoga Terapéutico lo adaptamos a las evidencias clínicas que analizan la eficacia de los ejercicios físicos moderados y adaptados al cuadro clínico que presenta el paciente.

El impacto de la enfermedad en la vida familiar, laboral por la incapacidad que genera en la persona para desarrollar una vida de actividad normal, incrementa, el enfado, la angustia y la frustración con la que nos llegan los pacientes de FM a consulta.

HAZNOS TU CONSULTA DE YOGA TERAPÉUTICO

Consúltenos cuál es tu dolencia o diagnóstico médico, y tras la evaluación de tu caso te propondremos la práctica que mejor se adapte a tu necesidad concreta.