EMPIEZA TU PRÁCTICA DE YOGA TERAPÉUTICO

La practica de yoga terapéutico se recomienda:

Para mantener o recuperar la salud,  para reestablecer la armonía natural es necesario equilibrar nuestra respiración, dieta y estado físico (movimientos corporales), y psíquico,( mente y emociones).

Estamos preparados para realizar estas actividades por propia voluntad, por lo que puedes cambiar tus hábitos cuando quieras.

Utilizamos la practica de yoga terapéutico para:

–  El Bienestar del cuerpo y la mente.

La mayor demanda de yoga terapéutico la realizan personas que teniendo un estado de salud aceptable, quieren mejorar su vitalidad y utilizar las técnicas del yoga para el manejo de la vida cotidiana, especialmente sometida al desgaste físico y psicológico en el trabajo, el estrés, el cansancio postural, los dolores de cabeza, dolores menstruales, trastornos del sueño, problemas digestivos, cambios en el cuerpo en las distintas etapas de la vida, etc.

Con la práctica personalizada en pocas semanas se obtienen mejorías sobre estos males de nuestra sociedad en que la mente se nos satura y vivimos con hábitos sedentarios y sometidos a presiones externas sociales y laborales más intensas de las que podemos asimilar.

El cansancio crónico cansados, estar apáticos y el  desgaste psíquico son el resultado de un  cuerpo dolorido y enfermo.

Por ello, una parada al día de 30 min para estirar el cuerpo, calmar la mente y mirarse hacia dentro, nos devuelve la vitalidad, si además buscamos momentos para estar solos, en silencio, o dar un paseo, notaremos como nuestra salud física y nuestro estado emocional se vuelve más tranquilo y alegre.

 

– Ante un Diagnostico o recomendación médica profesional ante una enfermedad, lesión, patología.

El ser humano es sano y la enfermedad comienza cuando la estructura del cuerpo se deforma.

Si te han diagnosticado una lesión o patología determinada, puedes beneficiarte de la práctica de yoga terapéutico como tratamiento complementario al tratamiento médico, que puede conllevar la toma de medicación, alimentación concreta, y todas las pautas que tu tratamiento implique.

El yoga terapéutico se utiliza como tratamiento complementario a  terapias de rehabilitación, fisioterapia, psicología, psiquiatría, podología, hidroterapia, acupuntura, masajes, etc. Siempre siguiendo las indicaciones de los facultativos médicos que llevan tu caso.

El yoga  terapéutico persigue los siguientes objetivos.

  • Mitigar, y si es posible, eliminar el dolor.
  • Restituir la movilidad en las zonas donde haya limitaciones o se haya perdido.
  • Disminuir al mínimo posible el daño y la incapacidad producidos por la lesión.
  • Buscar las estrategias con las que se evite la repetición de episodios que puedan lesionar a la persona.
  • Impedir que la lesión progrese hacia el dolor y/o incapacidad crónicos.
  • Como coadyuvante de un tratamiento psicológico y/o psiquiátrico.

En el campo de la psicología figuras como Wilhem Reich, Alexander Lowen o Georg Groddeck, nos han mostrado la relación entre el tono muscular, la postura y las emociones. Las emociones también pueden modificar el tono muscular y con ello se agudizan algunos problemas emocionales.

El esquema corporal que tenemos es necesario para mejorar la representación mental de uno mismo

– Para prevenir lesiones y aumentar la capacidad de profesionales del deporte o personas con una actividad física intensa.

Habitualmente la práctica profesional, semiprofesional o constante de un deporte, crea desequilibrios a nivel estructural del cuerpo.

La practica de ciclismo, tenis, padel, esquí, baloncesto, futbol o incluso los bailarines de danza, producen constantes desajustes en la estructura del cuerpo, las posturas viciadas y compensaciones, encaminan a la persona a sufrir una lesión, o más a largo plazo desgastes articulares o dolor crónico que se pueden evitar volviendo a reequilibrar el cuerpo a través de una adecuada flexibilización, movilidad articular y fuerza.

Una práctica de yoga terapéutico adaptada a deportistas y personas con exigencias físicas cuyo resultado es alcanzar una forma óptima para cada persona y cuyo beneficio se prologará a lo largo de muchos años.

Buscando la economía del movimiento, nos damos cuenta de que el movimiento correcto es siempre continuo, de que los impulsos energéticos van seguidos o procedidos de movimientos de músculos relajados” Malkovsky F,: op.cit

EVIDENCIAS CIENTIFICAS QUE MUESTRAN LOS RESULTADOS EN LA MEJORA DE SALUD CON LA PRACTICA DE YOGA TERAPÉUTICO.

El yoga mejora la incapacidad funcional, la intensidad del dolor, y la depresión en los adultos con lumbalgia crónica. También hubo una tendencia clínicamente importante para el grupo de yoga para reducir su uso de medicación para el dolor en comparación con el grupo de control. A diferencia de otros sistemas que trabajan sobre aspectos físicos, el Yoga va mucho más allá del trabajo sobre el aparato locomotor Telles Meesha et al. (2009) describen

Revista internacional en alteraciones de la Columna Spine aloja estudios sobre la eficacia del Yoga en el ámbito de la medicina rehabilitadora. Dr Williams et al (2009) describen en Evaluation of the Effectiveness and Efficacy of Iyengar Therapy on Chronic Low Back Pain sus conclusiones

“El Yoga va mucho más allá del trabajo sobre el aparato locomotor Telles Meesha et al. (2009) describen en su estudio An evaluation of the ability to voluntarily reduce the heart rate after a month of yoga practice los mecanismos para determinar si los principiantes en la práctica del yoga eran capaces de reducir voluntariamente su ritmo cardíaco, y si la magnitud de tal reducción aumentaba tras 30 días de práctica de yoga.”

Madan Mohan y cols. (1992) muestra que la práctica del yoga durante tres meses aumenta significativamente los índices ventilatorios clásicos, el tiempo de retención con pulmones llenos o vacíos y la fuerza del puño (Hand Grip Strength). Birkel (2000), estudiando a 287 sujetos, confirmó que el yoga aumenta la capacidad vital.

Comments are closed.