CLAVES DEL YOGA TERAPÉUTICO

Cuando una persona llega a la práctica de yoga terapéutico ya por su propio deseo y voluntad, ya sea derivada por su  especialista o fisioterapeuta, u otras especialidades médicas y/o psicólogos; esta persona es consciente y reconoce su estado de salud actual y sus propias necesidades a tratar. Esta actitud de reconocimiento y honestidad es clave para vivir y sentir su experiencia con la práctica de yoga terapéutico y le capacita para  elegir lo que quiere y necesita en cada momento.

Aceptar la incertidumbre de la vida, pues siempre nos encontramos en constante movimiento y cambio, es el primer aprendizaje, y esto nos lleva  a confiar en nuestras  propias posibilidades.

Descubrir  el potencial interior que tenemos para sanar nuestro cuerpo y aceptar nuestras emociones forma parte de la práctica de yoga terapéutico, una práctica que se adapta a ese cambio constante de tu vida, a veces, incluso los mismos ejercicios experimentados en distintas circunstancias tienen efectos diferentes en ti y esto produce una experiencia viva y nueva, es un redescubrirte continuado.

La práctica de yoga terapéutico te  permite conectar a niveles más internos de tu propio ser. Esto posibilita el cambio y el avanzar hacia el logro de esas metas y objetivos para tu vida y tu salud.

Aprender a aceptar la vida en vez de ir empujando todo el tiempo contra corriente, aprender a confianza te hace sentirse con más seguridad  y fuerza, aprender a estar bien en “tu propia piel”, te permite crecer en autenticidad.

El yoga terapéutico te permite aprender todo esto, desde  un trabajo corporal, mental y emocional.

La práctica sostenida en el tiempo de yoga terapéutico es como un largo viaje hacia la salud y equilibrio interior.

Comments are closed.